Blog - 12 de diciembre 2019

Ruta de Senderismo - Senda de Los Monjes

El mes de Diciembre es ideal para hacer senderismo y queremos compartir un paseo de dificultad baja hasta la Ermita de los Monjes. Es una ruta lineal con una longitud de 2 Km (Ida) y un tiempo estimado de 1 hora y 30 minutos (Ida). La ruta sigue la ribera de un arroyo y recomendamos ir en una temporada en la que el arroyo lleve agua.

Como llegar

Desde Aparthotel Puerto Azul podemos llegar facilmente al inicio de la ruta cogiendo la línea 2 de bus hasta la parada Colegio Xarblanca. Desde la parada subimos por la Calle La Chumbera al lado del colegio en dirección de la montaña. Detrás del parking del colegio, bajamos por una calle sin salida hasta el Arroyo de Guadalpín.

Google Maps

Descripción de la Ruta

Para empezar la senda hay que cruzar el arroyo Guadalpín (también denominado Calaña) y girar a la derecha hasta encontrar una pared que aparentemente corta el sendero. Se puede escalar o se puede rodear por la parte derecha y a los pocos metros aparece de nuevo el sendero que está muy marcado.

En este primer tramo vamos a encontrar dos senderos uno que sube por la ladera y otra que va paralelo al arroyo, las dos se unen un poco más adelante. Si se opta por bajar al arroyo se pueden visitar unas pozas en las que es posible darse un baño si la temperatura acompaña.

El sendero sube paulatinamente y hay que cruzar el arroyo varias veces. En estos lugares en los que hay que cruzarlo se tiene que estar atento pues es fácil despistarse.

En la última subida que hay antes de llegar a las ruinas de la Ermita de los Monjes se puede ver a la izquierda un pino carrasco de un porte impresionante. Terminando la pequeña subida se llega al rellano donde se encuentran los restos de la Ermita de los Monjes.

Una vez aquí uno se puede adentrar más en la Sierra Blanca por varias rutas señaladas, aunque nuestra ruta vuelve por el mismo sendero hasta el punto de inicio.

Interés histórico

El Camino de los Monjes era una vía sacra que partía desde la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación (en el casco antiguo actual de Marbella), y que terminaba en la ermita de los Monjes.

La ermita fue construido por monjes franciscanos en el siglo XVI. Los monjes franciscanos eran defensores de la pobreza evangélica y habitaban en lugares apartados y solitarios. Estas humildes ermitas eran consideradas como milagrosas, así como las fuentes cercanas. A esta ermita solían ir en penitencia o por promesa los habitantes de Marbella, estaba habitada por uno o dos ermitaños y llegó a tener varios nombres : de Nuestra Señora de las Angustias o Nuestra Señora de la Soledad de la Sierra; estos nombres concluían en uno solo, el de la Virgen de los Dolores, que es la imagen más antigua venerada por los marbelleros.(1)

(1) http://www.marbellaactiva.es